Si quieres iniciar un blog (o cualquier nuevo proyecto), lee ésto.

Dreams


Lo primero que tienes que saber es que obviamente no vas a abrir tu blog y automáticamente vas a tener miles de followers dándote like y esperando con ansias tu siguiente post. La realidad es que si no eres alguien ya famoso de la talla de una Kardashian, ésto no sucederá… Tienes que tener paciencia y hacer las cosas bien. Pero sin meterme tanto en ésto de ir con calma y bla, bla, bla, hay algo que tienes que tener muy en cuenta… Si quieres recibir apoyo en cualquier proyecto, apoya. Incluso aunque el apoyo no sea recíproco, tú házlo. Juro que el karma jugará a tu favor.

Tengo amigos que después de haber iniciado este blog, inmediatamente me desearon muchísima suerte en todo, sea la dirección que sea en la que vaya (que realmente aún no tengo muy clara), y les agradezco infinitamente sus buenos deseos, porque es uno de los mejores consejos que yo y todos deberíamos aplicar en nuestra vida diaria: apoyar en lo que puedas, a quién puedas.

I Have No Idea What I'm Doing

Claro, hubo personas que por simple chisme o morbo, fueron de que “Oye, ¿pero qué onda con tu disque blog, eh?”. Y juro que no me molestó, porque con tal de que lo vean, a mí no me importa si es porque neta les interesa mi contenido, o porque están de metiches a ver de qué se burlan, o por el simple morbo de ver qué onda con ésto. Al final cualquier visita, bien o mal intencionada a mí me sirve y de quién venga es lo de menos.

Y en un principio no quería hacer público todo ésto por pena. Ya tenía el blog prácticamente hecho, pero eran como amigos súper contados los que sabían de mi plan de publicarlo. Y sólo porque quería sus opiniones de qué le veían mal y qué le veían bien en cuanto a diseño y contenido y por confianza, fueron a los únicos a los que me atreví a decirles todo. Y justamente una de las razones por las que me animé a hacerlo público, fue porque neta como por arte del destino, un amigo abrió su blog personal y al leer su primer post de el por qué de su nuevo proyecto, como que me dio un arranque de valor y, como ya era bastante noche, mandé todas las solicitudes de darle like a mi blog de un jalón, me fui a dormir y listo. Porque sabía que aunque me arrepintiera de hacerlo, ya no podría hacer nada al respecto… Las solicitudes ya habían sido enviadas y aproveché la noche, para no estar nerviosa por horas sobre el “oso” que acababa de hacer.

Es súper fácil para la gente criticar lo que no entiende o lo que simplemente no se le hace “común”. Y uno de los principales consejos que recibí en mi workshop con Magda Juache fue que se nos quite la pena y el miedo al qué dirán y al “ésta quién se cree al hacer un blog, ni que fuera Chiara Ferragni”, al final estamos haciendo lo que queremos y que hablen… Para bien o para mal, pero que hablen. Y la realidad es que muchas veces nos preocupamos más del “qué dirán” de la gente que ni siquiera nos cae bien y ni le caemos bien, y son de los que menos deberíamos preocuparnos. Y como bien me dijo un amigo, Enrique Oropeza (@trav_elhund), “no les debemos nada”. Y sí… Ni ellos nos deben nada a nosotros y mucho menos nosotros a ellos. Así que es un poco estúpido estarse preocupando por sus opiniones. 

Definitivamente es algo difícil tomar la decisión de “abrirte” de cierta manera. Hay personas que prefieren un blog de moda u otras que tal vez prefieren un blog/journal un poco más personal, o un blog más serio tipo de Medicina, pero al final es la misma exposición a la que te prestas, sin importar de qué tema quieras hablar. Pero vuelvo a recalcar que lo más importante es apoyar a todo el que quiera hacer algo nuevo en su vida. Un negocio, un hobbie, etc… Desde algo pequeño, como ir a comer a la cocinita que abrió tu amiga con su familia o comprarle un pequeño accesorio de la nueva mercancía que trajo de E.U. para vender y ganarse un dinero extra o cositas pequeñas así. En realidad no cuesta nada hacer este tipo de acciones y voy a ser sincera… Recién me viene cayendo el veinte, porque usualmente te das cuenta de éstas cosas, hasta que las vives. Y no voy a pretender que soy una súper animadora de ideas y que nunca he criticado la idea de alguien o las acciones de alguien, pero cuenta el hecho de que creces y te das cuenta de lo ridículo que es eso y simplemente mejor vives para tí. Es como cuando te cae mal equis persona y hablabas pestes de ella o simplemente no la soportabas, después la conoces, te das cuenta que te cae bien, se hacen amigos y la gente empieza con comentarios de “oye, ¿pero no dijiste hace unos meses que no podías ni verla en pintura?”. Dude, ¡entiéndanlo! La gente cambia. Fin.

Así que, en resumen… Si conoces a alguien que hace lo mismo que tú, de verdad apóyense mútuamente, colaboren en lo que puedan, no sé… De poquitas buenas acciones en “más poquitas”, se van acumulando y al final tú te ves beneficiado.


Signature

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s